Marcas de Coches Eléctricos Infantiles

El mundo de los coches eléctricos para niños es una especie de réplica en miniatura de la industria de coches para mayores.

Por eso, porque en muchos casos los coches eléctricos infantiles son verdaderas réplicas licenciadas de sus versiones “en grande”, y porque éstos tratan de reproducir con la máxima fidelidad posible a los coches verdaderos, los de papá y mamá, existen tantas marcas de coches eléctricos para niños como marcas de coches grandes.

Pero cuando hablamos de marcas de coches eléctricos infantiles, no nos estamos refiriendo necesariamente a coches eléctricos infantiles de marca. Puede parecer una contradicción, pero lo entenderás si sabes distinguir entre:

  • Fabricante. Es la compañía o la casa que produce el coche en serie, aunque no necesariamente la que lo diseña. Si se trata de un coche eléctrico infantil oficial, con licencia de la marca, el diseño está ya hecho, y no hay más que adaptarlo a escala, a los materiales, etc. Los fabricantes suelen ser en la mayor parte de los casos de origen chino, pero los estándares de calidad de unos y otros coches varían mucho.
  • Marca. La marca y el modelo, en consonancia con el diseño, es el coche grande real en el que se inspira la réplica en miniatura. En ese sentido, como decíamos, distinguiremos entre coches eléctricos infantiles de marca oficiales, o no oficiales. Entre los no oficiales, que no están respaldados por la marca original, los hay que son copias exactas y utilizan nombres y logos similares, y los hay que son simplemente parecidos. Entre una y otra cosa, la diferencia de precio de un coche eléctrico infantil y otro, puede variar bastante.
  • Vendedor. Por último, el vendedor puede ser la marca final del coche infantil como tal, no de la marca a la que representa. Por ejemplo, podemos encontrarnos con un coche infantil Feber o Injusa fabricado por una compañía china o tailandesa, emulando un Mercedes Benz eléctrico infantil.

La gran ventaja de elegir coches infantiles eléctricos por marca es que, a diferencia de lo que sucede con las marcas de coches grandes, los precios entre un Ferrari o un Porsche y un Ford, por poner un ejemplo, no van a variar por marca, sino por otras cuestiones. Así es que podemos darnos el capricho de elegir la marca de coche eléctrico infantil que más nos guste, o que más les guste a nuestros niños.

Pero sí, cuando hablamos de coches eléctricos de marca, los papás y las mamás lo que estamos buscando son esas preciosas réplicas del coche que guardamos en el garaje en versión mini para nuestros hijos.

Si es el caso, busca entre todas ellas la que te interesa, pero ten en cuenta que no todas las marcas de coches entran en este “juego”. Algunas con mucha presencia en España como Renault o Seat, por ejemplo, no cuentan de momento con versiones en coches eléctricos infantiles.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies