¿Cómo arreglar un monopatín eléctrico?

Como vehículos eléctricos a motor que son, los skates eléctricos requieren de un mantenimiento, así como de la realización de diferentes arreglos a lo largo de su vida útil. Si tienes los conocimientos necesarios para hacerlo por ti mismo, es lo ideal, pero si estás leyendo esto, es porque te vendría bien algo de ayuda.

Si ya tuviste un skate sin motor, sabrás que el cuidado de los ejes, de las ruedas y de los rodamientos, es la parte esencial. En este sentido, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • El apriete de los ejes que nos permite ajustar la capacidad de inclinación y giro de la tabla, debe efectuarse teniendo en cuenta el peso de la persona, así como cuestiones técnicas en el manejo, pero nunca debe quedar demasiado suelta, o acabaremos por dañar la goma. Lo habitual para ello, es usar una llave de tubo.
  • La goma de los ejes se debe cambiar cuando notemos que ésta tiene cualquier mínimo agriete.
  • Las ruedas se ven sometidas a un lógico desgaste mayor o menor según su dureza y el uso que se les da, y también deben ser cambiadas cuando el desgaste influye lo más mínimo en el agarre.
  • Los rodamientos se deben limpiar y engrasar cuando notemos que éstos no corren como deberían, o emiten sonidos extraños (señal de que el polvo y otros restos de suciedad han entrado en la caja).

Pero si a la estructura básica de un monopatín le añadimos un motor, la cosa se complica bastante, hasta el punto de que no recomendamos nunca acometer labores de mantenimiento o reparación de la parte eléctrica y electrónica del skate a motor, salvo que no se tengan conocimientos en la materia. Una mala manipulación de cualquiera de los componentes de un monopatín eléctrico, puede resultar fatal.

Lo que es básico e imprescindibles es conocer los componentes de un skate eléctrico que hacen posible su autopropulsión:

  • El motor. Puede haber uno, dos o cuatro, formando parte de la propia rueda. Se usa, por tanto, un sistema de transmisión directa, lo cual simplifica las cosas y evita averías en la transmisión. Lo más común es el uso de motores sin escobillas.
  • La controladora. Es como el cerebro del skate eléctrico, la placa electrónica que procesa la información del receptor y envía órdenes al motor para que las ejecute.
  • La batería. La fuente de alimentación del motor. Son extraíbles, y su buen estado es básico para que el monopatín eléctrico funcione correctamente.
  • El receptor. Es la placa que se conecta inalábricamente con el mando, recibe la información de éste y, al mismo tiempo, la transmite a la controladora.
  • El mando. Nos permite usar el skate eléctrico. Por lo general, suelen ser bastante débiles en relación con el propio monopatín. Éstos funcionan con baterías, de manera que su estado de carga es esencial para que el aparato funcione a la perfección.

De las 5 partes de un skate eléctrico citadas, salvo tener conocimientos de electrónica y de motores (en cuyo caso, seguramente no estarías leyendo esto ahora), nosotros recomendamos no intervenir en ningún sentido sobre ninguna de ellas, salvo sobre la batería. No obstante, en casos puntuales, una simple desconexión y reconexión de los diferentes conectores, puede ayudarnos a solucionar problemas de encendido (falsas averías) relacionadas con golpes, vibraciones, etc.

La mayoría de skates a motor usan baterías de litio hoy en día, por el hecho de ser más ligeras y eficientes que las de gel. Sobre la batería de litio de un skate eléctrico (o patinete, o hoverboard, o cualquier tipo de vehículo eléctrico de este tipo), hay una serie de recomendaciones básicas que debemos tener en cuenta:

  • El funcionamiento y, por tanto, los cuidados que hay que tener con las baterías de los skates eléctricos, son prácticamente los mismos que los que hay que tener con las baterías de los smartphones, tablets, etc.
  • El primer consejo básico es no llegar nunca a descargarlas por completo. Lo ideal es poner a cargar la batería del skate eléctrico cuando ésta se encuentre por encima del 20% de carga, sobre todo en invierno. Si nos descuidamos, podemos tener problemas.
  • Si por alguna razón la batería de nuestro skate eléctrico se descarga por completo, tendremos que cargarla de inmediato, y no demorar la carga días o semanas. De lo contrario, estaremos sacrificando la vida de nuestra batería, y es posible que ésta no funcione cuando lo necesitemos (sobre todo, en condiciones de frío).
  • Debemos efectuar siempre, en la medida de lo posible, cargas completas. No hay que desconectar la batería del enchufe, por tanto, hasta que no esté completamente cargada. La razón es que la vida media de una batería de skate eléctrico está en torno a las 3000 cargas, y las cargas media cuentan igual que una carga completa.

Por último, recalcar que si tenemos algún problema con el motor, la controladora, el receptor o el mando de un skate eléctrico, debemos dejarlo en manos de un servicio técnico, a ser posible de la marca del propio monopatín eléctrico. Para ello, podemos contactar en primer lugar con el vendedor, y asegurarnos de las condiciones de la garantía, y del tiempo de validez.

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.